El Club Canottieri Italiani

 En 1908, el duca Degli Abruzzi, en uno de sus viajes al país, presenció una regata  organizada en su honor en las aguas del Delta. El joven príncipe notó en esa oportunidad la ausencia de los colores italianos en las insignias distintivas de las embarcaciones, lo que no condecía con la importancia y el prestigio de la comunidad italiana en la Argentina. Antes de abandonar el palco oficial, el príncipe formuló públicamente sus votos para que en el futuro esas aguas  fueran surcadas también por embarcaciones que enarbolaran los colores del club italiano de regatas.

En menos de un año con el pleno apoyo de la comunidad y la prensa italiana se reunió la primera asamblea general de adherentes de ese proyecto. El 1 de enero de 1910 el club Canottieri Italiani quedó formalmente constituido con un entusiasmo tal que tres meses mas tarde ya contaba con 780 socios. Era el comienzo de una de las instituciones más importantes del país.

 Se conoció como primera sede social y deportiva a una casona llamada el chalet. Tiempo después, se adquirió una mansión lindera que hizo las veces de sede social del club. Hacia 1921 el chalet fue demolido y se instalo un nuevo edificio deportivo, actual sede en Mitre 74, Tigre. Esa obra, de puro estilo veneciano, fue construida por el ilustre arquitecto Cayetano Morestti. Eran ya los tiempos de los reconocimientos deportivos que fueron innumerables desde su comienzo. Los últimos campeones olímpicos que tuvo la Argentina fueron dos remeros del  Canottieri: Tranquilo Cappozzo y Eduardo Guerrero

Con una importante sede social, fachadas inspiradas en los estilos venecianos y bizantinos de la época medieval, el club cuenta actualmente con 1200 socios aproximadamente, que pueden disfrutar del remo, canotaje,  natación, tenis y vóley, disciplinas que se practican de forma federada. Además es el único club de remo que cuenta con una pileta climatizada abierta durante  todo el año.

 Recopilación: Diego Saucedo - Gimena Bettiga

  Volver