Benteveo

Ave de unos 22 cm. de longitud. La coloración del dorso es marrón y el vientre es amarillo, la garganta y vincha son blancas con una faja negra que las separa y encima una boina del mismo color. El pico es más o menos largo y robusto.

 El nombre de esta especie es onomatopéyico, ya que el benteveo emite un ruidoso y característico reclamo trisilábico que recuerda a dicho vocablo. Se encuentra ampliamente distribuido desde el centro de Argentina hasta el sur de Estados Unidos, ocupando todo tipo de ambientes más o menos húmedos. Es una ave muy común en parques y jardines de la ciudad y también en diversos ambientes naturales, preferentemente cerca del agua. Se alimenta de insectos que caza al vuelo, de larvas y lombrices que quedan al descubierto, de frutos como lo haría un zorzal, de roedores y reptiles como un ave de presa y de peces como un Martín Pescador.

Tiene un temperamento pacífico excepto en la época de cría, cuando con valentía arremeten contra los intrusos (incluido por supuesto el hombre) que osan acercarse al nido. Este es esférico, de aspecto desordenado por fuera, a menudo con trapos y bolsas colgando, pero por dentro está revestido de suaves plumas que hacen tibia y confortable la cámara incubatriz donde depositan 5 huevos de color crema con manchas chocolate.

 

             
Recopilación: Karina Asís y Paloma Domínguez

  Volver