Fauna

Listado de especies

Armado  Avispa Camuatí Bagre
Benteveo Biguá Calandria
Capibara o Carpincho   Carpintero Real Ciervo de los Pantanos
Comadreja Overa Chingolo Dorado
Garza Blanca Garza Mora Lobito de río
Mandubé Mariposa Arsenura Mojarra
Mosquito Común Murciélago Pacú
Palometa Patí Pejerrey
Ratona Común Raya de río Sábalo
Surubí Tábano Tortuga de Río
Vieja del agua Yarará Grande Zorzal Colorado
Zorzal Común

 

La fauna incluye una 400 especies de mamíferos, más de 300 especies de aves, de las cuales muchas son migratorias y más de 40 especies de anfibios y peces.

Uno de los atractivos faunísticos lo constituyen las aves, representadas por más de 170 especies, aunque no todas están presentes en la misma época del año. Las aves más características de esta área natural, son las acuáticas como el ipacaá, el Caraú y el biguá. Este último se caracteriza por ser un buen buceador y en general se lo suele ver posando en un palo o tronco con sus alas extendidas para secarlas al sol. También están presentes la Jacanas, las gallaretas y especies vistosas como la garza mora, la garza blanca y la garza bruja, que generalmente se encuentran posadas en los ceibos que rodean a la laguna. El bosque, en cambio, es visitado por zorzales, que frecuentemente buscan en el suelo lombrices, carpinteros reales, que con sus picos fuertes y agudos buscan insectos bajo la corteza de los árboles, y entre los arbustos, la tacuarita azul, que ágil e inquieta, se mueve rápidamente entre la vegetación, con la cola siempre levantada. En la playa es muy común de ver a la garza blanca, la gaviota capucho café, y en los juncales ribereños, el junquero, el tordo de ala amarilla y el siete colores de laguna. En los bosques de tala puede verse el zorzal colorado, el zorzal blanco o chalchalero, la calandria, los boyeros,  benteveos, la inquieta tacuarita azul, el fío-fío pico corto, la ratona común, el tordo músico, la choca corona ojiza, etc.

En los ríos y arroyos es frecuente ver a la tortuga de cuello largo, sobre piedras o troncos y algunas rayas sobre todo en zonas arenosas.  También existen diferentes tipos de culebras, algunas de gran tamaño pero inofensivas, y una especie muy peligrosa, la yarará o víbora de la cruz, que generalmente se encuentra en los montes vírgenes, lejos de la presencia del hombre. Aunque a veces pueden encontrarse algunos ejemplares después de una creciente o viajando en los camalotes. También se observa en las plantas a las orillas de los ríos, ramilletes rosados que son huevos de caracol ampularia.

 Debido a la presión de urbanización y recreación que soportan, las especies de mamíferos existentes son difíciles de observar. Entre los más destacables encontramos el  lobito de río, roedor muy asociado a los ambientes de agua dulce, el carpincho, considerado el roedor más grande del mundo, la comadreja overa. el ciervo de los pantanos, etc. Los murciélagos, únicos mamíferos capaces de volar, suelen verse por la noche y se alimentan principalmente de insectos.

Los insectos se encuentran según la temporada; quizás encuentren gran abundancia en cierto tiempo del año y no encuentren nada en otras temporadas. La vida para la mayoría de los insectos se acaba con las primeras heladas, pero los más resistentes siguen vivos. Muchos insectos pasan el invierno como huevos, larvas, ninfas y adultos. Se pueden encontrar:

En los ríos, charcas, pozos, charcos de lluvia, agua estancada:  libélulas adultas, caballitos del diablo, zancudos (en el aire),  tejedores, escribanos del agua (sobre la superficie), larvas acuáticas de insectos, bichos del agua y pisones (ambos reposando), larvas de libélulas, caballitos del diablo y efímeras, larvas de fríganos y jejenes -en cascarón protectivo- (en agua estancada o en el fondo). En plantas en el agua: larvas de libélulas, de mosquitos. En el ambiente terráqueo, sobre la superficie: nidos de hormigas, avispas y abejas, arañas excavadoras, Debajo de las piedras: hormigas,  arañas, cochinillas de la humedad, ciempiés. En humus de hojas: cochinillas de la humedad, tisanuros, ciempiés, milpiés. En la superficie de la tierra: hormigas, moscas, avispas, avispas camuatí,  abejas, hormigas, tábanos, mariposas, libélulas,  mosquitos, jejenes, arañas, etc. En las plantas: orugas, larvas y adultos  de insectos, chinches arbóreas, mantis religiosas, etc.

Existe también una gran variedad de peces que, en general en la primera sección del delta, no poseen un gran tamaño. Algunas de las especies que se pueden encontrar, según la temporada, son:  pacú, surubí, pejerrey, sábalo, bagre, armado, palometa, vieja del agua, patí, dorado, mandubé, mojarras, etc.

 En tierra firme se pueden observar  variedades de pájaros que se encuentran adaptados a la presencia del hombre como el gorrión, la ratonera, calandria, benteveo y distintas clases de palomas que anidan en huecos de las casas o árboles cercanos.

Por supuesto que existen cientos de especies que no hemos mencionado y que habitan tanto en el Tigre territorial como el insular. Cuando vengan a visitarnos, es el momento de descubrirlas. 

Recopilación de Paola Acosta – Adriana Villalva. 1º ‘B’.

  

Volver