Flora

Listado de especies

Acacia blanca

Álamo

Arce

Azalea

Camalote

Camelio

Caraguatá

Casuarina

Ceibo

Cina cina

Ciruelo

Clavel del aire

Culantrillo

Espinillo

Eucalipto

Formio

Fresno

Helechos

Hortensia

Jacarandá

Junco

Ligustro

Limonero

Liquidámbar

Lirio de agua

Madreselva

Mandarino

Mburucuyá

Mora o Morera

Naranjo

Paja cortadera

Palmera Canaria

Paraíso

Pecán

Pino del Paraná

Plátano
Repollito de agua Sauce Álamo Sauce Criollo
Sauce Llorón Tala Tilo
Timbó Totora Zarzamora

 

Observando la Primera sección del delta, desde el río hallamos diferentes ambientes naturales. En primer lugar se ubica el juncal, donde llegan las olas del río haciendo ondear los juncos, que son muy resistentes a las fuertes corrientes y a las mareas altas. Le siguen los matorrales ribereños compuestos por arbustos como el sarandí colorado, la acacia blanca, la rama negra y la ludwigia. En el bosque inundable encontramos especies como el ceibo, con sus llamativas flores de color rojo; el aliso, de crecimiento rápido y corteza color gris verdosa que rara vez supera los 8 metros de altura y el sauce. El sauce puede presentarse de dos maneras distintas: como bosque denso, donde todos los ejemplares son de la misma edad y forman una población homogénea; o intercalado con otras especies como las ya mencionadas.

Comparativamente, el sauzal es más rico en plantas epífitas, como el clavel del aire, barba de monte, mburucuyá, uva del diablo,  caraguatá, etc. Los ambientes acuáticos se encuentran compuestos por: cortaderas en las zonas más elevadas, sarandí, lirio amarillo, y totoras en las orillas, y una densa vegetación flotante, compuesta principalmente de helechitos de agua, lenteja de agua,  repollito de agua y camalotes, junto a una variedad de plantas sumergidas. Llegando a las zonas más altas nos encontramos con el bosque seco, compuesto principalmente por espinillo, álamo, cina cina  y tala. Entre otras especies se hallan el  sauce llorón, sauce álamo, pecán, ligustro, la ligustrina, el paraíso, el liquidámbar y la casuarina.

En las riberas de los ríos se forma un variado ambiente debido a la combinación del Pajonal Ribereño y bosques en galería.  Toda esta vegetación se entremezcla con los árboles frutales (naranjos, limoneros, nogales, ciruelos, mandarinos), los helechos, culantrillos y las plantas ornamentales ( hortensias, azaleas, camelias, etc). Existen plantaciones de mimbre y formio.

En los parques, veredas y plazas se observan especies como: eucalipto, jacarandá, araucaria o pino del Paraná, plátano, tilo, paraíso, diferentes clases de coníferas, etc.

Algunas avenidas céntricas y rutas están ornamentadas con palmeras cocoteras y existe en la plaza San Martín un grupo de palmeras casi centenarias.

Por supuesto que existen cientos de especies que no hemos mencionado y que habitan tanto en el Tigre territorial como el insular. Cuando vengan a visitarnos, es el momento de descubrirlas.

Recopilación de Paola Acosta – Adriana Villalva. 1º ‘B’.   

Volver