Historia de El Talar

Entre el 18 de julio de 1609 y el 27 de febrero de 1623; Pedro Morán, viajero que acompañó a Juan de Garay, recibió de él estas "suertes de tierras". Las vende a don López Camelo, de quien pasaron a sus herederos y sucesores, motivando más tarde, un importante litigio entre éstos y los herederos del Gral. Don Ángel Pacheco, finalizado hace muy poco tiempo en los tribunales de La Plata.

La historia de El Talar debemos buscarla en los legendarios pagos. En el año 1784 se realizaron las verdaderas divisiones políticas de la campaña de Buenos Aires. Las primeras secciones en que se dividió la campaña, fueron los "pagos", que fueron grandes extensiones de tierra con límites imprecisos, correspondientes cada una a una zona rural mas o menos compacta. Estas zonas se habían formado generalmente junta a las aguadas, en aquellos tiempos primitivos de la ganadería.

La vida en los pagos era muy tranquila, no había conglomeraciones de viviendas, y éstas eran ranchos de adobe con aberturas sin puertas ni ventanas con base económica en la ganadería (vacas, ovejas, cabras).

En lo que al Talar respecta, nuestras tierras se encontraban casi en su totalidad en los pagos de Las Conchas, con su río principal de nombre homónimo.

Otra parte, que e la es encuentra al otro lado del arrollo Las Tunas, y donde actualmente se halla emplazada Ford Motor Argentina, pertenecía a los pagos de Luján, lo que se llamaba Villa del Río Luján Abajo.

Posteriormente, en al año 1784, se acentuaron los límites y surgieron así los partidos.

La primera estancia, emplazada en el actual "El Talar", pertenecía junto a la siguiente, a Diego Valdivia, pasaron a poder de su hijo José Jacinto Valdivia y Alderete, quien hizo donación de las mismas al convento de la Merced, habiendo recaído después en el Estado.

En marzo de 1846 esta estancia le fue donada al General Don Ángel Pacheco, en premio a importante servicios prestados al entonces gobernador de Buenos Aires, General Juan Manuel de Rosas, y también por su actuación en la Campaña del Desierto en 1833.Como fuera anulada esta gracia, se presentó Román Pacheco por su padre solicitando la compra del terreno. El 29 de abril de 1870, el gobierno de la provincia vendió a éste el terreno solicitado, compuesto de 1230 hectáreas, 65 áreas y 52 centiáreas, lindado con el frente, del río Las Conchas, por el oeste con M. Ballester y por los otros costados con terrenos de la Flia. Pacheco. La estancia pasó luego a los herederos de Román Pacheco hasta 1889.

En 1935 se efectuó el primer fraccionamiento judicial de la sucesión de López Camelo, cuyos herederos habían ganado el pleito por las Tierras. A partir de la definición del pleito por las tierras comienzan los trámites de aprobación de los planos, escrituración, etc. El 26 de noviembre de 1935 se considera que la operación de replanteo se encuentra técnicamente bien realizada y se resuelve aceptar el nombre "El Talar".

En las décadas del ´30 y del ´40 funcionaron el primer Aeropuerto Internacional Argentino y la Aeropostal.

Por ser una localidad que posee vida propia tanto en lo cultural, lo económico, lo industrial y en cuanto a la salud de la población se refiere fue declarada ciudad en el año 1985.

Volver