Liniers y Bremond, Santiago (1753-1810)

Administrador colonial y marino español, de origen francés, virrey del Río de la Plata (1807-1809). Nació en Niort (Francia) e ingresó muy joven en la Orden de Malta, donde recibió su formación militar. Tomó parte en una campaña española en el norte de África. A su regreso ingresó en la escuela de guardias marinas de Cádiz. Siendo alférez de fragata intervino en la toma de Mahón, cuando Menorca era posesión inglesa, en el sitio de Gibraltar y en el ataque al puerto de Argel. Ascendido a capitán de fragata (1782) pasó a América. En 1788 fue destinado al apostadero del Río de la Plata y durante la guerra entre España y Gran Bretaña (1769-1802) estuvo al mando de las cañoneras que protegían la costa.

 En 1806, el brigadier británico William Carr Beresford inició las denominadas invasiones inglesas del Río de la Plata y tomó Buenos Aires. Ante la huida del virrey, Rafael de Sobremonte, Liniers asumió la reconquista de la ciudad. Por aclamación fue nombrado gobernador político y militar y el gobierno español le ascendió a brigadier de la armada. En 1807 se reprodujeron los ataques ingleses que tomaron Montevideo y derrotaron a Sobremonte, que fue destituido. La victoria de Liniers sobre el general británico John Whitelocke propició su ascenso a jefe de escuadra y su nombramiento como virrey, gobernador y capitán general del Río de la Plata. Liniers contó con la oposición de dos personajes: Francisco Javier Elío, gobernador de Montevideo y Martín de Álzaga, alcalde de Buenos Aires. Los acontecimientos ocurridos en España en 1808 (motín de Aranjuez, invasión francesa y formación de Juntas) desencadenaron una serie de conflictos en el virreinato, que terminarían con el mandato de Liniers, sospechoso por ser de origen francés.

 Aunque proclamó a Fernando VII y rechazó la oferta de José I Bonaparte, se produjo un alzamiento del Cabildo, promovido por Martín de Álzaga (enero de 1809), pidiendo al virrey la formación de juntas patrióticas. Intervinieron además Manuel Belgrano, secretario del Consulado, y un grupo en Río de Janeiro que pretendía crear una monarquía Borbónica en el Río de la Plata y coronar a la infanta Carlota Joaquina de Borbón, hermana de Fernando VII y esposa del príncipe regente portugués don Juan de Braganza (futuro Juan VI). Liniers presentó la dimisión y la Junta Central española nombró virrey a don Baltasar Hidalgo de Cisneros (febrero 1809). Liniers fue nombrado conde de Buenos Aires. Cuando en mayo de 1810 estalló la revolución independentista, Liniers se hallaba en Córdoba e intentó oponerse a los revolucionarios, pero fue apresado. El 26 de agosto de 1810 murió fusilado en el monte de los Papagayos cerca de la posta de Cabeza de Tigre (Córdoba).

 

Volver